Adiós, ángeles. Las dos almas de la Enfermería


El título original de esta primera monografía iba a ser “Las dos almas de la enfermería” (que se ha quedado como subtítulo). Con ese título inicial trataba de conceptualizar una construcción simbólica, para intentar ilustrar la realidad un tanto esquizoide de esta querida profesión, con su alma-alma: ‘el alma mística’; y su alma-terrenal: ‘el cuerpo sufriente’. Naturalmente, todo empezó con Nightingale, y estuvo bien, pero me temo que su sombra sigue siendo muy alargada, como un moderno Dios Moloch que sigue exigiendo lealtades (morales) y disciplinas (disciplinares), además de una ceremonia anual en su altar que, sí, tiene algo de festivo, pero también de sacrificial. Porque la consecuencia de esta sombra mística tan alargada es el cuerpo sufriente de tantas enfermeras que querrían –y podrían– poner en valor (sí: de mercado) activos profesionales más competitivos y funcionales que una pretendida superioridad moral y afectiva. Lo malo es que desde la propia profesión, da igual las viejas (con perdón) madres fundadoras que los incipientes líderes emergentes de las redes sociales y el 2.0, se sigue cultivando –como dice Suzanne Gordon– un discurso o guión de la virtud que hace que siga permaneciendo oculta buena parte del gran capital sanitario y social que se está dilapidando al poner fuera del foco político sanitario a las enfermeras.

Adiós, ángeles se entretiene en un análisis contextualizado, bastante detallado, de la gran crisis de los cuidados enfermeros en Inglaterra, una crisis que amenaza con ser contagiosa. Muchos dicen que esa crisis se inició cuando el cuerpo doliente empezó a rebelarse contra la teocracia del alma mística, pero es una versión interesada y de parte. Nada estresa y quema más a un profesional normal, de esos que no creen formar parte de ninguna secta o religión, sino de una moderna profesión recorrida por las contradicciones de esta modernidad líquida, que la pesada cruz de su impuesta condición de angel of mercy, esa exigencia terrible de poner permanentemente en valor sus virtudes humanas, relegando a un casi vergonzoso segundo plano sus valores y competencias profesionales más cualificadas. O al contrario, tener que renunciar a valores fuertemente interiorizados para demostrar que son buenas en lo suyo. Probablemente cualquiera de estas dos orillas lleve a muchas de ellas, con los años, a ver cómo se abotarga su humanidad. Por eso, parece el momento de sugerir que hay que decir adiós a los ángeles y dar la bienvenida a las enfermeras del siglo XXI que tienen la inmensa suerte de pertenecer a una vibrante profesión, en cuyo futuro nos jugamos el de los propios servicios de salud: y a estos, si no los salvan las personas, los profesionales, no los salva ni Dios y menos, sus ángeles.


Características del libro:
  • La monografía consta de 41 páginas (de texto) y su PVP es de 3,99 euros.
  • Está perfectamente maquetada para permitir una impresión doméstica muy manejable (incluyendo portada y contraportada), compatibilizando una cierta estética con una impresión muy económica en papel y toner.
  • De todas formas, la extensión del libro no es excesiva, precisamente para que su lectura en dispositivos electrónicos sea cómoda y permita concentrarse bien en los contenidos.
  • Si no piensas comprar el libro a causa de su formato electrónico, pero estarías dispuesta/o a encargarla en papel con un precio de venta al público (gastos de envío en España incluidos) en torno a los 12-13 euros, rellena la encuesta de la derecha (bajo el botón de compra) y, si hay demanda suficiente, la editaremos en papel.

Si le interesa la obra, siga este enlace (o selecciónela a la derecha en el desplegable y pinche a continuación en el banner Entrar a compra).